Verdura de otoño

Respecto a las verduras de temporada en otoño, hay que destacar sus propiedades para incluirlas en la dieta diaria. La verdura de otoño puedes conseguirla en Quiero fruta, así que no dejes de comprar todas las que necesites para hacer tus comidas favoritas.

La zanahoria es una de las hortalizas con más vitamina A y carotenos con propiedades antioxidantes, pero, aparte, es fuente de calcio vegetal, potasio, y vitaminas del complejo B.

Nos proporciona alrededor de 42 Kcal por cada 100 gr y, con ella, podemos hacer tanto platos salados como dulces muy deliciosos. Entre ellos, ensaladas, sopas o cremas, un cake con zanahoria en su interior y sanos postres como unos bombones de zanahoria, hamburguesas o medallones, avena o almendras.

Tenemos a nuestra disposición una gran distinción de hortalizas de otoño que encuentran su mejor época de consumo por estos meses y que, por lo tanto, las vamos a conseguir a una buena relación calidad/ precio que no debemos desaprovechar; por ello, aquí vas a conseguir gran variedad de recetas para añadirlas en tu dieta habitual.

Filtros activos

¿Cuáles son las verduras de otoño?

A lo largo de los meses, podemos ver cómo la sección de frutas y verduras de los supermercados, y otros puntos de venta, padecen cambios en cuanto a las variedades que brinda. Entramos en octubre: llegó el momento de despedirnos de las nectarinas y las ciruelas, y recibir con los brazos abiertos a nuevos huéspedes como la granada y los pimientos.

Las nuevas técnicas de producción y conservación, junto al continuo transporte transfronterizo, nos han permitido poseer prácticamente cualquier alimento en cualquier tiempo del año. ¿Resultado? Las temporadas de consumo/producción de los productos se han desvanecido. Sin embargo, ¿supone esto un adelanto o un paso atrás en la calidad de nuestra dieta?

Lo cierto es que contamos con muchísimos estudios que indican una pérdida de nutrientes en las últimas décadas para la mayoría de alimentos estudiados: menos vitamina C, potasio riboflavina, hierro, o calcio. Conforme ha aumentado la producción de alimentos, su calidad, desafortunadamente, ha disminuido.

¿Qué podemos hacer nosotros como consumidores? El mejor escudo que tenemos para combatir esta merma de calidad nutricional es comer productos de temporada y, si es local, ya lo bordamos. ¡Quiero fruta desea brindarte las mejores frutas y verduras de temporada 100% frescas!

Verduras de temporada de otoño

En el mes de septiembre, vas a poder gozar de muy ricas verduras. Entre todas sus variantes, las acelgas y espinacas son las hojas verdes del otoño más populares, súper llenas de fibra y agua que disminuyen el aporte calórico de las mismas a 20 Kcal por cada cien gramos.

Ambas son muy ricas en calcio vegetal, vitamina A, potasio, carotenos, vitamina C, y también son buenas fuentes de vitaminas del complejo B, entre las que resalta el ácido fólico, así como también aportan hierro vegetal al organismo, por lo que son, en realidad, buenas hortalizas por su capacidad de prevenir anemias nutricionales.

Con ella, podemos realizar tortillas para una cena saciante y ligera, ensaladas, salsas, platos principales si la hacemos rellena, por ejemplo. Para el mes de noviembre podrás conseguir exquisitos pimientos.

Nos aportan entre 15 y 20 Kcal por cada 100 gr y no sólo son fuente de un intenso color y sabor, sino que forman uno de los alimentos con más vitamina C, aparte de brindar potasio, fibra, carotenos, vitamina A y vitaminas del complejo B.

Podemos incluirlos en un salteado, frituras, ensaladas o bien, consumirlos rellenos como plato único o principal de nuestra comida.

Características de la verdura otoñal

Una de las ventajas de optar por la verdura de temporada otoñal en su época de producción es que posee un mayor valor nutricional. Varios estudios señalan que las variedades salvajes de alimentos son más espesas nutricionalmente que las cultivadas. Eligiendo producto de temporada, vamos a conseguir minimizar la merma nutricional que ha traído consigo la producción en masa de alimentos.

Estas nos dan muy buenas propiedades organolépticas. Aunque las técnicas de producción artificial de frutas y verduras son cada vez más sofisticadas, aún no han conseguido imitar completamente los efectos de la maduración tradicional. Textura, olor, sabor o apariencia, entre otras cualidades, siguen siendo más intensos en los productos de temporada.

El precio es más económico cuando se trata de productos de temporada. Debes aprovechar el origen más “natural”en detrimento de uno de fuera de temporada. ¡Por eso cuenta con Quiero fruta!

Nos proporcionan una mayor protección del medio ambiente. El efecto que tiene el consumo de alimentos de temporada en el medio ambiente es mucho menor. Este es uno de los beneficios más importantes

Si, aparte de escoger productos de temporada, elegimos producto local estaremos disminuyendo el impacto que nuestra visita al supermercado tendrá sobre el medio ambiente.

 

Comprar verdura de otoño online

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja, como meta poblacional, el consumo de un mínimo de 400 gr diario de frutas y verduras (excluidas las patatas y otros tubérculos feculentos) para prevenir enfermedades crónicas

Esto se convierte en un consumo de, al menos, cinco piezas de frutas y verduras al día, que se corresponden con tres piezas de fruta y dos de verdura. Yendo algo más allá, cada porción por día de fruta diaria disminuye un 7% el riesgo de enfermedad coronaria y, en general, la mayor parte de enfermedades crónicas.

Las frutas y verduras son alimentos muy sanos, ya que poseen un alto contenido en micronutrientes, agua y fibra y un bajo aporte energético. 

Además, gracias a su amplia variedad, nos permite muchísimas posibilidades y adaptaciones según las preferencias de cada persona.

La naturaleza es muy sabia y nos proporciona distintas frutas en cada tiempo del año según las necesidades de nuestro cuerpo. Con la llegada del mes de octubre, estaremos dejando atrás definitivamente las frutas propias de verano, como sandía, melocotones, melón, ciruelas, etc. 

Estas son muy ricas en agua con la finalidad de mantener el cuerpo perfectamente hidratado durante esta época tan cálida. Culminando el verano y dando inicio a las estaciones más frías de otoño e invierno, la composición de las frutas y verduras de temporada cambia para adaptarse a nuestras necesidades, como ya pudimos ver.