Bacalao A La Plancha Con Refrito

Dejamos cocinar todo lo mencionado 10 minutos a fuego retardado. Echamos en este momento un poco de pimienta negra y sal, poca. Añadimos 4 patatas peladas y chascadas con el cuchillo.

El recetario español está plagado de recetas de bacalao, elaboradas siempre con el pescado desalado. Cada región tiene sus elaboraciones estrella, pero muchas de ellas se han extendido por toda España. Lo que no cambia es el desarrollo de hidratación del bacalao, que en el caso de los lomos debe efectuarse siempre y en todo momento con dos días de antelación, cambiando el agua cada 12 horas. En exactamente la misma sartén hacemos un refrito con los ajos cortados en láminas. En el momento en que estén dorados agregamos una cucharada de vinagre, una vez apartada del fuego, e incorporamos el pimentón.

Las Mejores Recetas

Colocamos los lomos de bacalao con la piel hacia arriba, y le vamos añadiendo el aceite aromatizado sin los ajos por encima. Colocamos la olla al fuego y llevamos el grupo hasta prácticamente que comience a hervir, es decir un calentón. Tapamos con una tapa de madera, para evitar que condense agua sobre el pescado y dejamos reposar a lo largo de cinco minutos. Repetimos esta operación un par de veces mucho más. En suma tres calentones y 15 minutos de reposo en tandas de cinco minutos. En el momento en que pase el tiempo pinchamos el pescado para saber si ahora esta hecho.

Tenemos la posibilidad de echar un huevo por persona y cocinamos 2 o tres minutos mucho más, sin remover, a fin de que se cuaje la clara. Servimos inmediatamente, para que la yema no finalice de hacerse y se deshaga en el plato. Receta de lomos de bacalao fresco asado al horno con patatas y pimiento verde y regado con un sofrito de ajo y guindilla. Hoy vamos a cocinar una pluralidad de la preparación a la gallega que no nos llevará más de 15 minutos.

Y no obstante, deja apreciar todo el gusto de unos sabrosos lomos de bacalao acompañados de una ajada con aceite y un óptimo pimentón dulce. Aunque el bacalao en salazón es exactamente el mismo todo el año, y son ya escasos los que guardan la abstinencia de la Cuaresma, la tradición de cocinar este pescado al llegar la Semana Santa se ha mantenido en el tiempo. En una sartén ponemos a calentar aceite de oliva con una cayena. Agregamos dos dientes de ajo finamente picados y cuando empiecen a dorarse, napamos el bacalao con el refrito.

Integrar las alcachofas cortadas en el medio o en cuartos según el tiempo de cocción que les quede. Reposar unos minutos antes de servir con perejil picado. Calentamos el aceite de oliva en una cacerola y los rehogamos junto con la guindilla sin dejar que se doren.

En una sartén aparte, doramos los dientes de ajo fileteados y los reservamos. En ese aceite dejamos que las cocochas se hagan unos cuantos minutos primero por el lado de la carne y otro minuto después, por el lado de la piel. A continuación las sacamos de la sartén y las incorporamos a la cazuela con la salsa verde dejando que se cocinen dentro de la salsa. Procuramos que no se monten unas en otras sino queden bien repartidas.

Esqueixada De Bacalao

Agregamos el pan cortado en rebanadas finísimas y el papel de laurel. Removemos a fuego despacio a fin de que el pan se empape bien sin llegar a torrarse. Incorporamos el pimentón, removemos y de inmediato agregamos la salsa de tomate y la pulpa de choricero.

Limpiamos las cocochas, retirando el exceso de piel y el trozo de carne que queda entre las dos “patitas” con unas tijeras de cocina o un cuchillo afilado. Todo lo que retiremos, nos sirve para llevar a cabo un caldo o caldo. Pelamos y picamos el diente de ajo y la cebolleta y los ponemos a pochar a fuego retardado en una cacerola baja con un buen chorro de aceite.

Brandada De Bacalao

En el momento en que el ajo comience a dorarse esparcimos una cucharada de pimentón sobre el aceite y apagamos el fuego. Seca bien, con un trapo, el bacalao, pásalo por harina y fríelo en abundante aceite ardiente, unos minutos. Volcamos la bandeja a fin de que toda la salsa se escurra a un bol. Batimos dicha salsa enérgicamente con la ayuda de una varilla y volvemos a napar el bacalao. Lo espolvoreamos con perejil fresco recién picado. Escurrimos los lomos de bacalao que ya estarán completados y los presentamos en un plato.

Comenzaremos mejorando la víspera el aceite aromatizado con el ajo. Para eso pelamos los dientes de ajo y los fileteamos. En una cazuela ponemos el aceite a calentar y en el momento en que empieze a herir echamos los ajos.

Recetas Call To Action Sidebar

Finalizamos esta selección con un compendio de recetas modernas, muchas desarrolladas con el habitual bacalao Skrei, pero asimismo con bacalao desalado. El bacalao asimismo es personaje principal de un óptimo número de recetas frías, especialmente populares en todo el Levante y su zona de predominación. Estas recetas se elaboran, asimismo, con bacalao desalado, en muchos casos con sus económicas migas, que no requieren tanto tiempo de remojo. Cuando compréis bacalao fresco debe tener un brillo característico y un tacto resbaladizo, escapándose fácilmente de las manos. Su carne debe ser elástica, pero firme, los ojos saltones y refulgentes con las pupilas negras, las agallas han de estar rojas y brillantes y, más que nada, debe olfatear a mar. Una vez en el hogar, hay que guardarlo en la región más fría del frigorífico.