Bacalao Desmigado Con Patatas Y Huevo

Guarda esta receta para hallarla mucho más fácilmente cuando la desees cocinar. Un plato simple y nutritivo con todo el sabor del bacalao. Hola Alfonso, gracias por difundir esta receta. Como está tan rica y estamos tan cerca de Portugal, esta receta ahora se incorporó a la gastronomía extremeña y la tenemos en cuenta como nuestra. Recibe un email semanal con las novedosas recetas y recomendaciones de rechupete. Este plato como veis tiene un montón de nombres distintos, aunque el mucho más popular es «O Bacalhau à Braz«, con zeta.

Luego los dejamos en remojo a lo largo de 3 horas con un cambio de agua tras 1 hora y media, con eso es bastante. Mientras el pescado se esté desalando debe mantenerse en frío, en la nevera. Como regla establecida, si bien el bacalao haya sido desalado correctamente, siempre conserva parte de su sal, con lo que no pondremos sal o la agregaremos en poca cantidad en el momento de cocinarlo. Adorna el bacalao con las patatas panadera con una ramita de perejil y sirve. Escurrimos y reservamos en un cuenco para el desenlace de la receta. Debemos ver si se quedó alguna espina en el bacalao.

Comenta Esta Receta

Las partes mucho más finas se desalarán durante 36 horas, con cambio de agua cada 8 horas. Los restos y el bacalao desmigado acostumbran a desalarse primero bajo el grifo de agua fría durante 10 minutos. De qué manera preparar bacalao dorado a la portuguesa.

Agrega entonces las patatas fritas y los huevos cascados pero sin batir. Vierte un chorro de aceiteGrasa lograda de elementos vegetales así como olivas, soja, girasol, etc. de oliva y dora los dientes de ajo picados. Ahora tiene dentro la cebolla finamente picada y rehoga unos cuantos minutos hasta el momento en que comience a dorarse.

Aprende A Cocinar

Desmenuza el bacalao y lávalo bien al chorro. Pela las patatas y lávalas enteras. Coloca el aceite a calentar en una sartén honda y fríe las patatas en ella por tandas, a fin de que no se apelotonen. Es muy habitual en casi todo el territorio portugués, siendo una de las recetas con bacalao más reconocidas de la cocina lusa.

bacalao desmigado con patatas y huevo

En el momento en que estén empezando a cuajarse, pero aún mantecosos, se les agregan las patatas fritas. Se sala ligeramente y se dan un par de vueltas rápidas y ahora estarán listos. Hay incluso variaciones en las que sustituimos el bacalao por calabacín. Eso sí, es más fácil fallar si no está bien sofrito antes de añadir el huevo con las pajas. Pelamos las patatas, lavamos y secamos.

Más Recetas Del Autor/a

En primer lugar desmiga el bacalao y reserva. Pela las patatas y córtalas finísimas, tipo paja. Lava múltiples ocasiones las patatas cortadas con agua clara para hallar quitarle todo el almidón posible y conseguir conque no se te oscurezcan bastante en el momento en que las frías.

He visto varios géneros de preparación de este plato, algunos añaden ajo al sofrito. Incluso algo de azafrán a fin de que quede mucho más dorado. Me gusta tal y como la aprendí, siguiendo un paso a paso en un pequeño papel que me dejó mi compañero portugués Josçe Graça. Podéis gozar de sobra recetas de cocina portuguesa en el blog. Desde el famoso arroz tamboril, el tradicional bacalao a la portuguesa, el desconocido pero increíble bacalao Gomes de Sá o una cataplana de pescado y marisco. Pela y pica los dientes de ajo y dóralos en una sartén con un óptimo chorro de aceite.

No bastante, que nos quede jugoso, no nos debemos pasar y las patatas tienen que quedar un tanto crujientes. Cuando las patatas ahora están fritas y el refrito cocinado nos ponemos con el huevo. Hay gente que lo echa en la sartén con las patatas y lo rompe en ella, pero a mi personalmente me gusta mucho más llevar a cabo el huevo frito por otro lado y mezclarlo en el plato en el que se sirve.

Secamos con un harapo de algodón antes de freír a fin de que no salte el aceite. Retiramos de la sartén ya que iremos a emplearla para realizar las patatas. En un bol extenso batimos los huevos y reservamos. En esta receta podemos emplear las migas, recortes del bacalao o trozos de bacalao más gruesos.