Choco Con Arroz En Su Tinta

Nuestros chocos en su tinta irán puestos sobre una cama de arroz blanco. En el momento en que aprecies que el agua de la cocción del arroz se está secando, añade una medida pequeña de agua fría con gotas de limón en la olla. Esto asiste para dejar los granos más sueltos después de cocidos y evita que se peguen.

Guarda mi nombre, mail y web en este navegador para la próxima vez que comente. Y a disfrutar de un plato tradicional de la gastronomía de Galicia que tiene su fiesta grande en Redondela. Al arroz le pongo un poco de ajito es decir antes de llevar a cabo el arroz doro un ajo en poquísimo aceite cuando está echó el arroz…..y antes de que se finalice de llevar a cabo, le echo un poco un limón. Esta fruta tiene mucha magia, te contribuye a que el arroz no se pegue.

¡recibe Las Recetas Con Mi Toque En Tu Email!

A continuación vamos a poner en la sartén los chocos y les vamos a dar un vuelta y vuelta en el aceite y añadimos el vaso de vino blanco y la tinta del choco que teníamos reservada en el vaso de agua. Diluimos las tintas en un vasito con 2 medidas de cuchara de agua caliente y lo agregamos a la olla. Incorporamos el arroz y dejamos que se sofría sin dejar de eliminar a lo largo de dos minutos precisamente. Añadimos el vino blanco y dejamos que se evapore. Añadimos la cebolla y el pimiento verde, removemos y dejamos que se hagan a lo largo de cinco minutos.

2_Ponga en el vaso el choco ahora limpio y troceado, los ajos laminados,el laurel,la sal y el aceite.Programe 7 minutos,temperatura varoma,giro a la izquierda y agilidad cuchara. Por último echar la tinta y la sal y cocinar 13 min/ 100º/ giro inverso / vel cuchara. Echamos un chorro de aceite en una olla y sofreímos la otra cebolla y el resto de los dientes de ajo. Limpiamos los chocos, reservando las bolsas de tinta, los troceamos, aderezamos y echamos encima de los ajos y cebolla hasta que estén dorados. Picamos una cebolla y 2 dientes de ajo, ponemos algo de aceite en una cazuela y lo rehogamos.

A Otros Usuarios También Les Agradó

El arroz negro se encuentra dentro de las preparaciones que mucho más agradan en el hogar, por tanto, en el momento en que la elaboramos, la alegría es general. Es una receta bastante fácil y los resultados son estupendos. Esta receta de arroz negro, con escasos elementos complementarios, -apenas una sepia y unas gambas-, utilizando un buen arroz, puede solucionar una comida de domingo acompañada por algún temtempié. Cortamos el cuerpo y la cabeza de la jibia en cuadraditos. Pochamos las cebollas en una cazuela amplia y agregamos la carne de jibia.

Se tienen la posibilidad de comer fritos, a la plancha o en sustanciosos guisos marineros como este de chocos en su tinta. En Galicia son muy habituales en la región de Redondela, pues ahí tienen una calidad inusual. Podéis realizar esta receta también usando chipirones, calamares, choco o cualquier otra variedad afín. Un buen sofrito y un buen caldo o fumet para dar el gusto a nuestro arroz y en menos de media hora, podremos gozar de un plato sabroso, con el que tendremos el éxito asegurado.

Arroz Meloso De Choco En Su Tinta

En una paellera o olla de barro, pochamos el ajo, las cebollas, el pimiento y el perejil picados finísimos en un chorro de aceite de oliva virgen extra. Cuando la cebolla comience a transparentar agregamos los chocos pescadeRías y rehogamos durante unos minutos. A continuación agregamos el vino blanco y dejamos que se lleve a cabo durante unos cinco minutos. En el momento en que haya achicado añadimos el caldo de pescado que contamos guardado y sal al gusto.

Echamos los choquitos y los rehogamos, removiendo bien para que coja todos los sabores. Recibir un correo electrónico con cada novedosa entrada. El choco también conocido como sepia aporta pocas calorías y es abundante en proteínas de alta definición. Además de esto, también tiene dentro minerales y vitaminas del conjunto B primordiales para la regulación energética y el desarrollo celular. Retirar del fuego cuando el arroz este tenuemente duro. Tu receta será publicada tras su recepción y maquetación de acuerdo a los estándares de calidad de la web.

Agregamos un vaso de agua y guisamos a fuego suave unos minutos con la cazuela tapada, hasta el momento en que el choco esté tierno. Añadimos más agua de ser preciso y corregimos de sal y pimienta. Cuando la cocción esté finalizando podemos destapar la cazuela a fin de que el líquido reduzca medianamente y agregamos el arroz. Si te agradan los sabores de siempre, los potajes y los guisos habituales, te encantará este arroz meloso de choco, una elaboración de sabores intensos y de respeto máximo al producto.

Incorporamos los choquitos (enteros los cuerpos o partidos , los tentáculos enteros por el hecho de que son pequeños) rehogamos 9 min/ 100º / vel cuchara. Agregamos el tomate y sofreímos 2 min/ 100º/ vel cuchara. Hoy deseamos aprovechar a acompañarlos de un arroz y usar tinta de sepia que me dio mi pescadera.

Les reservamos la tinta y los dejamos en un envase mientras empezamos con la receta. Agregamos la salsa de tomate, sofreímos, agregamos una cucharada de harina, sofreímos, y en este momento el vino, el agua y la tinta . Como os podéis imaginar, la clave para conseguir un arroz sabroso es partir de un óptimo fondo. En este caso usamos agua en vez de ningún caldo o caldo por el hecho de que partimos de un guiso de choco elaborado a fuego lento, lleno de gusto y personalidad.