Como Hacer Pure De Calabacin Con Quesitos

Con unos pequeños consejos para no equivocarse al elaborarlo, lograremos un resultado perfecto con el que relucir en cualquier menú que preparemos. Si hay una cualidad que convierte un fácil puré en un puré de categoría, indudablemente es la cremosidad. Sirve la crema de calabacín y ralla encima algo de nuez moscada nada. Adorna con unos picatostes y cebollino picado.

como hacer pure de calabacin con quesitos

Pones un poco de sal y lo refríes 2 minutos mucho más. Empezamos preparando el puré de patatas Maggi. Para ello, ponemos un cazo al fuego con la leche, el agua y una pizca de sal.

Ensalada De Palitos De Cangrejo (5 Recetas Simples Y Sanas)

Gracias por los consejos me han sido muy utiles….si sofries la cebolla y el ajo antes de cocerlo todo, le da un saqbor maravilloso y yo tambien le añado quesitos…..genial…. En el momento en que salga la presión de la cazuela y nos permita abrirla, le agregamos 8 quesitos o queso rallado semejante y lo batimos todo hasta que quede todo lo más cremoso viable. 6.- Al final lo tritura realmente bien para que no te quede ningún grumo.

como hacer pure de calabacin con quesitos

Si la deseas hacer mucho más ligera puedes cambiar los «quesitos» por unos light. Si te ha sobrado la puedes almacenar en un táper y a el frigorífico. Te puede soportar de 2 a 3 días sin problemas. Esta hortaliza es ideal para dietas bajas en calorías por su alto contenido en fibra y agua, además de esto tiene sales minerales como el magnesio, fósforo, potasio y calcio y es muy rica en vitaminas A, C, E, y B9.

Lomo De Cerdo En Salsa De Pimienta

A propósito, a la crema de calabacín le suelo añadir un quesito y a mi hijo le chifla. El puré de calabacín se encuentra dentro de los más apreciados por el paladar infantil. Su despacio sabor lo transforma en entre los preferidos de los pequeños entre los purés de verduras. 2.- En cuanto empiece a coger color añades las patatas peladas y cortadas en daditos. Rehogas todo unos cuantos minutos y seguidamente echas los calabacines con la piel y partidos en trozos medianos. Yo no los he pelado pues estos calabacines son muy tiernos pero si lo prefieres los puedes semipelar o mondar totalmente, eso a tu decisión.

Dependerá un poco de nuestro gusto personal, ya que no existe una regla absoluta sobre esto. Podemos sacar la piel del calabacín por completo, lavarlo bien y no pelarlo, o retirarla solo en parte. El color final va a depender de cuál haya sido nuestra resolución. Corta los extremos y pela los calabacines. Corta los calabacines en rodajas enormes.

Una Deliciosa Crema De Calabacín Con Quesitos Y Picatostes

Tapa la olla y deja cocinar a lo largo de minutos hasta el momento en que la patata esté cocida. Pela la patata y córtala en rodajas grandes. No soy muy cocinitas y la realidad me gustaría empezar a realizar cosas ricas!!!

Al Máximo Con Las Verduras

Pelamos los calabacines y los troceamos en trozos grandes. Tenemos la posibilidad de hacer rodajas aproximadamente de 1cm y luego partirlas por la mitad. El Calabacín Verde destaca por ser bajo en grasas y proteínas y además aporta un nivel moderado de fibras y hidratos de carbono. Destaca también su contenido elevado en agua (95%). El Calabacín es una verdura mucho mas frágil que su prima la calabaza, con una piel mas frágil.

Aprovechamos para ir mejorando el calabacín (yo no los pelo, a no ser que tengan algún roce y eso es lo que le quito). Cuando concluya el tiempo los agregamos al vaso junto a la leche , la sal, la pimienta y la nuez moscada. Después pelamos un tomate y lo cortamos. Junto con el calabacín lo añadimos todo a la Cazuela Exprés. El tomate, si es de calidad, le dará un sabor muy bueno al puré.

Conque corta el calabacín en el medio y quítale las semillas antes de continuar. 5.- Pasados los 20 minutos ya va a estar todo bien cocido. Destapas la cazuela, echas los quesitos dentro y apagas el fuego. Remueves y dejas que se derritan con el calor residual.

Tenemos la posibilidad de pelarlos antes o no, va en gustos, si dejamos la piel la crema tendrá un color más verde y en la piel se concentran gran parte de las vitaminas del calabacín, si bien puede ofrecerle un gusto algo mucho más amargo. Cortamos la cebolla cortada en tiras finas y la sofreímos en una cazuela con un poco de aceite de oliva y el diente de ajo pelado. Picamos una cebolla mediana y lo añadimos a lo demás. Con todos y cada uno de los elementos en la olla, añadimos los 300ml de agua, la sal y el aceite de oliva.