El Mejor Salmorejo De Córdoba

De ahí que una visita a la localidad no esté completa sin probar no una, sino múltiples de las preparaciones de esta exquisita receta cordobesa. De ahí que, no te pierdas los restaurantes que, ovacionados por crítica y público por su elaboración y sabor, proponen los mejores platos de salmorejo de la ciudad. Se localiza en la Plaza de la Cruz del Rastro y da un salmorejo cordobés emulsionado con aceite de oliva, jamón y huevo. Aunque con especialidad en platos de bacalao, más de veinte de ellos, una taberna como esta protege igualmente el recetario cordobés canónico, y evidentemente el salmorejo.

Si deseas probar un buen plato de salmorejo y deseas visitar este restaurante, tienes que ir dirección al Puente de Miraflores si andas ubicado en el centro. Historia, experiencia y solera son algunos de los adjetivos que acompañan al Rincón de las Beatillas, una de las tascas mucho más antiguas y conocidas de Córdoba. Su salmorejo es legendario en la ciudad y su preparación y resultado, tanto en gusto como en textura, dan cuenta del mimo que este aparato de expertos pone en todo lo que hace. Además, su degustación se acompaña en este caso de un espacio completamente representativo de la arquitectura y rincones más propios de Córdoba, creando una atmósfera insuperable para comer uno de los mejores salmorejos de la ciudad.

Este clásico rincón de la gastronomía cordobesa fundado en 1948 es una parada obligatoria para probar sus platos. En carta, como no puede faltar nunca, tienen el tradicional de siempre, que a Antonio Jiménez le agrada llevar a cabo con tomates de pera maduros, pan de pueblo, ajo de Montalbán y aceite de oliva. Con textura cremosa y acompañado de huevo duro y jamón, la excelencia de esta taberna va alén del puro sabor de esta receta genuina 100%. En la calle Deanes, a 100 metros de la Mezquita-Catedral de Córdoba. Los comensales hablan de un “ubicación especial” y destacan el salmorejo, entre otros muchos platos.

Casa Salinas

El local garantiza una experiencia gastronómica incluyendo en su carta platos habituales como el imprescindible salmorejo y el flamenquín, adjuntado con platos propios de la cocina de autor donde productos nacionales se intercalan con artículos orientales. A una parte de la receta clásico han elaborado un salmorejo de fresas con queso de cabra y edamames. Siguiendo la Ribera hacia la mezquita te encontrarás con un de los monumentos mucho más visitados de la región logrando contratar nuestro servicio de Conocer Guiada al Alcázar de los Reyes Cristianos. En El Churrasco no solo encontramos un salmorejo completamente representativo de la receta clásica, con su guarnición de jamón y huevo duro, sino que lo hacemos acompañado de raciones abundantes y a costos totalmente asequibles. Es posible que todas y cada una estas cualidades unidas sean las que posicionan este tradicional plato de salmorejo entre los más destacados que comer en Córdoba.

el mejor salmorejo de córdoba

En su haber un recetario clásico de los más destacados de la ciudad, y donde destacan desde el rabo de toro a las alcachofas a la montillana. Otro afamado salmorejo de Córdoba en este céntrico local cercano a la Plaza de las Tendillas y al ladito de la de San Miguel. El lugar ya fue despacho de vinos en los años 40, pero la novedosa etapa que relanzó al lugar data de 2008. [newline]La tradición manda por poner un ejemplo en este caso, en el salmorejo, pero en otros, su prima hermana la mazamorra, hay variantes, un juego con la creatividad. En un inmueble que data de 1700 está entre las tascas históricas de Córdoba, en la que se dice que logró una parada García Lorca en la Semana Santa de 1935. La historia moderna de Las Beatillas es mucho más reciente, 1989, cuando se hace con la gerencia Antonio Sánchez. Desde entonces está pensada a la comida clásico, teniendo su salmorejo una notable popularidad.

Apuesta asimismo por el tomate pera, aparte de por la telera y quitar el llamado germen del ajo a fin de que no pique. Para no eclipsar el gusto del conjunto, el aceite utilizado suele ser suave, de la pluralidad arbequina. La textura de este salmorejo es refinada y uniforme, como debe ser. Digna réplica le da uno de los chefs más renovadores de la región, Adrián Caballero. Su restaurante, Regadera, tiene en carta un salmorejo con migas de jamón ibérico y huevo, y bollito de boloñesa ibérica completamente delicioso. Un auténtico lujo sobre la mesa es el salmorejo con jamón ibérico de bellota y huevo duro de D-Merkdo.

Taberna San Miguel Casa El Pisto

Su distinción se basa en un aparato especializado y con vocación tanto en la cocina como en crear un ambiente relajado y relajado para que logres saborear sus platos, entre ellos, su famoso salmorejo. Esta cadena de sitios de comidas formada, concretamente, por 4, también destaca por su frágil elaboración al cocinar sus platos. Ellos mismos nos comentan que no tienen ningún secreto en cuanto a la elaboración de su salmorejo mas que usar elementos frescos y naturales que proceden de la región. Sea todo por probar el salmorejo con jamón ibérico y albahaca de Kàran Bistró. Una genuina obra de arte gastronómica como todas las proposiciones de Carlos Fernández, el alma de esta singular casa de comidas, cuya leitmotive da un giro hacia las bondades de la dehesa y la sostenibilidad. Anyfer también es uno de los restaurantes donde comer salmorejo en Córdoba mucho más buscados y reconocidos.

“En La Tranquera apostamos por una cocina DE SABORES. En el precaución ámbito de nuestro lugar, tendremos el gusto de ofrecerte tanto los platos más tradicionales, como las producciones mucho más recientes. Triturado el tomate por una parte, y por otro, el ajo, el pan y la sal. El próximo paso es colar el tomate sobre el pan a fin de que se mezclen todos lo elementos y juntos vuelvan a ser triturados y emulsionados con aceite AOVE.

el mejor salmorejo de córdoba

Ilustre, gustoso y elegante es el salmorejo ‘De grana y oro’ con anchoas y alcaparras de La Casa de Manolete Bistró. Un auténtico must de este templo gastronómico que recientemente recibía la visita de la Familia Real Saudí y cuyo chef, Juanjo Ruiz, es asimismo el artífice de La Salmoreteca. Un acompañamiento muy afín es el que lleva el salmorejo de La Cuchara de San Lorenzo, donde el chef Paco López se mantiene fiel a la receta primigenia y le da un papel muy importante al aceite como conclusión final. En plena judería estamos con este restaurante que forma parte del conjunto Bodegas Mezquita, resaltando por prestar un salmorejo muy popular del que cordobeses como turistas disfrutan en una de sus elaboraciones mucho más clásicas.

Gastronomía ¿dónde Se Puede Comer El Mejor Croissant De España?

Comienzo lavando los tomates, retirando lo verde del pedúnculo y triturándolos. No es requisito pelar ni quitar las pepitas porque después paso el puré de tomate por un colador fino donde se queda todo pasando únicamente el tomate. Pero, por lo que sí resaltan, es por el equipo humano por el que están compuestos sus restaurantes.

La idea del salmorejo de este lugar es bien simple y expresa perfectamente el estilo de lugar de comidas que es, ya que se enfoca en rendir homenaje al recetario clásico cordobés con modelos locales, pero aplicando técnicas actuales. Como lo define el cocinero y dueño del local, Adrián Caballero, el salmorejo en sí es un plato perfecto, y su vanguardista versión se hace cargo de redondear los matices de la tradicional receta. “Agregamos el helado para refrescar y aportar la untuosidad que nos ofrecen los espectaculares aceites de oliva virgen plus de nuestra tierra y culminamos con los ibéricos puros de bellota de Villanueva de Córdoba con los que estamos trabajando”, indica el chef.

Con Qué Acompañar El Salmorejo Clásico Andaluz

Tiene salmorejos de distintos tipos, como el de remolacha. Estos restaurantes están tanto en la calle Céspedes, como en la Plaza Cruz del Indicio, como en la calle Corregidor Luis de la Cerda y en la calle Ronda de Isasa, 4. Dicho lugar de comidas se encuentra en la calle María Auxiliadora, al lado del popular vecindario de San Lorenzo. El salmorejo no hace aparición hasta la llegada a España del tomate de América, con lo que su origen se remonta al siglo XVIII, siendo registrado por vez primera a nivel escrito dentro del Diccionario de las Autoridades en 1737. A la Taberna Casa Salinas de la Puerta de Almodóvar hay que ir con apetito, pues allí las raciones son más bien desprendidas.