MELON

14,98 €
Impuestos incluidos
Formato
Cantidad

El melón es una fruta estacional propia de los meses de verano. El melón está compuesto básicamente de agua, lo cual le aporta una elevada capacidad saciante, además es recomendable para todo tipo de dietas, debido a su composición nutricional.

En Quiero fruta te ofrecemos la mejor selección de melones de temporada, además te llevamos a tu casa todos tus pedidos de fruta online.

El melón posee gran cantidad de agua, alrededor de un 85%. 100 g de la pulpa tienen un contenido muy bajo en calorías y muy poca cantidad de grasas.

Su peso habitual se sitúa entre los 4 kg y 700 g. La corteza varía en textura y color (verde, amarilla, anaranjada o inclusive blanca), dependiendo de la variedad, al igual que la pulpa.

Variedades

Las variedades de melón típicas en España son las siguientes: Galia, Amarillo, Piel de sapo, Cantalupo, y Verde, aunque existen decenas de variedades en todo el mundo, aportando a esta fruta diferentes tamaños, texturas y sabores.

El melón es una de las frutas más depurativas por su gran contenido en agua y su aporte de fibra y potasio, el melón tiene una acción diurética y levemente laxante, por eso es una fruta recomendada para regular el tránsito.

El consumo habitual de melón disminuye la tensión arterial, a la alta proporción de agua y potasio se añade su bajo contenido en sodio (20 mg/100 g), estos aportes reducen la presión arterial.

Otra de sus virtudes es su gran contenido en betacaroteno (en el organismo se convierte en vitamina A), y vitaminas C y B9. Con 200 g. de melón al día, estaremos consumiendo aproximadamente el 80% de las necesidades diarias de vitaminas.

La vitamina A y la C son antioxidantes y refuerzan el sistema inmune, además reducen el desgaste de los radicales libres en nuestras células.

La recolección de los melones cultivados en campo abierto se produce entre los meses de junio y julio, aunque la cosecha de los cultivos de invernadero puede anticiparse a mayo.

El melón se cultiva en todo el territorio, aunque predomina en zonas frutícolas como la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana.