HIGO BLANCO

4,99 €
Impuestos incluidos
Formato
Cantidad
Fuera de temporada

El higo blanco es una de las variedades de higo más consumida. Esta fruta dulce aporta una gran cantidad de nutrientes a nuestro organismo, además es muy sana y podemos disfrutarla durante todo el año. Si estás buscando higos blancos de temporada, en Quiero fruta te ofrecemos la mejor selección, y te los llevamos a casa siempre que nos necesites.

El higo blanco es la variedad más común, en su exterior está recubierto por una capa muy fina de color verde, mientras su interior es carnoso y de color blanquecino. Cuando está completamente maduro, el higo blanco toma un color amarillento.

Variedades

El higo blanco es una variedad de higo, por lo tanto no existe una diferencia importante entre distintos tipos de higo blanco, esta fruta tiene las mismas características en todas las zonas en las que se cultiva.

Las fibras solubles que contiene el higo blanco favorecen al control de los niveles de colesterol y de glucosa en la sangre y ayudan también a regular el tránsito. Su fibra soluble más relevante es la pectina, que también contribuye a disminuir los niveles de colesterol malo (LDL) en la sangre.

Gracias a la fibra, también pueden ayudar a controlar el peso debido a su efecto saciante y un ligero poder laxante. Comer 2 o 3 higos antes de la comida disminuye el apetito.

Los higos blancos poseen cantidades relevantes de omega 3 y 6 que, junto con el potasio que contiene, permiten combatir distintos problemas de salud relacionados con el sistema cardiovascular, como es el caso de la hipertensión arterial, riesgo de ataque cardíaco o inconvenientes coronarios, entre otros.

Se aconseja el consumo de higos para controlar los grados de presión arterial alta y disminuir el riesgo cardiovascular debido a su alto contenido de potasio.

Su valor nutricional con una cantidad de 100 g. es la siguente: Calorías: 65,4 g., Proteína: 1,31 g., Hidratos de carbono: 12,9 g., Colesterol: 0 g.

Si se consume fresco, su aporte en calorías no es alto (unas 65 calorías en 100 gramos) y su porcentaje de grasas y proteínas es mínimo.

Los higos tienen un gran contenido en fibra y son una excelente fuente de varios minerales esenciales, incluyendo al magnesio, calcio, manganeso (que promueve la densidad ósea), cobre y potasio (que ayuda a bajar la presión sanguínea), así como vitaminas K y B6.

La temporada del higo va de finales del mes de agosto a principios de septiembre, aunque en la actualidad podemos disfrutar del sabor de los higos blancos durante todo el año.

En España el cultivo de higos está muy extendido, y de hecho la higuera está presente en todo el territorio, aunque predomina en zonas mediterráneas.