DATIL

1,49 €
Impuestos incluidos
Formato
Cantidad

El dátil es una fruta muy popular, debido a su sabor dulce, a su capacidad saciante y a las muchas ventajas nutricionales que ofrece. En Quiero fruta escogemos los mejores dátiles de temporada y te los llevamos a casa a diario.

El dátil es el fruto de la palmera datilera, es una baya alargada, de entre 4 y 8 cm. de color dorado, que cambia a un intenso color iscuro cuando la fruta ha madurado. Su carne es blanda y muy dulce, en su interior dispone de un hueso alargado.

Variedades

Existen muchas variedades diferentes de dátiles, debido a que su producción en países árabes ha originado frutos con características propias. Entre las variedades más consumidas en Europa destacan; Dátil Deglet Noor, Dátil Medjool, Dátil Khadrawy, Dátil Halawy, Dátil Barhi, Dátil Mozafati y Dátil Zahidi. Cada una de estas variedades dispone de unas características propias, pero todas ellas mantienen la forma y el sabor de esta fruta.

Las dos características principales del dátil es que previenen el estreñimiento y ayudan a la formación y protección de los huesos. Otra de sus propiedades básicas es que aportan un alto porcentaje energético, y por tanto su consumo está recomendado a deportistas, y en general, a personas que buscan un alimento con un aporte energético alto.

Otro de los beneficios básicos del dátil es que permite proteger el sistema nervioso, además, ayuda a regular los niveles del conocido como colesterol malo.

Es un excelente alimento energético. Los dátiles son una fuente de energía que nos aporta, por cada 100 gr: 275 Kcal., 7,5 g. de fibra y 74 g. de hidratos de carbono. Este aporte permite afrontar esfuerzos físicos importantes, mejora los estados de decaimiento y eleva la agilidad mental.

Posee vitaminas A, vitaminas B1, B6 y E, así como ácido pantoténico y glutamina que ayudan a aumentar el rendimiento físico. Los dátiles también son ricos en minerales ya que contienen potasio, calcio, hierro fósforo, magnesio, cobre, zinc y selenio.

La temporada propia del dátil se sitúa entre octubre y enero, coincidiendo con el otoño y el principio del invierno. Durante esta época el dátil alcanza su máximo dulzor.

En España la producción de dátil es abundante, predominando en la zona mediterránea, debido a su clima.