Gazpacho De Sandía Sin Tomate

Después, déjalo enfriar en otro recipiente en el frigorífico para servirlo fresquito. Añade de a poco el AOVE, pero sin dejar de batir. Este paso hará que el gazpacho quede con la textura impecable.

Con la llegada del calor, nada superior que un plato fresco y sencillo para vencer. Descubre esta versión del tradicional gazpacho con esta fruta como elemento primordial y que va a hacer las delicias de pequeños y mayores. Pelamos el diente de ajo, lo cortamos en el medio y retiramos el germen, que desechamos.

Es muy diurético y bajo en calorías, y aporta mucha fibra. Tiene dentro vitaminas A, C y Y también, esta 2 últimas enormemente antioxidantes, y distintas minerales, destacando el potasio, el calcio y el silicio. Primero, recuerda lavar bien las verduras, y cortarlas en trozos mucho más pequeños para mejorar el espacio en el vaso de la batidora.

Información Nutricional

Hecho esto, prueba tu gazpacho para revisar que está a tu gusto. Si lo notas demasiado espeso, puedes añadir una medida pequeña de agua. Asimismo es el momento de corregir el punto de sal y de pimienta. Recuerda que el gazpacho de sandía resulta exquisito estando bien frío, por lo que, es importante que lo reserves por lo menos un par de horas en la nevera antes de servirlo.

Pero si no la tienes y no te gusta encontrarte nada, puedes colar el gazpacho con un colador chino. Seguidamente verteremos en la jarra una migaja de pimienta, una pizca de sal y la Crema de Vinagre Balsámico de Frambuesa Sibari. Esta última aportará al plato un sabor afrutado y agridulce que va a dar el toque particular a la receta.

Gazpacho De Sandía Suave Y Refrescante

Corta todos y cada uno de los ingredientes del mismo tamaño ( no es requisito que sea pequeñísimo por el hecho de que lo vamos a machacar y sería una pérdida de tiempo). Comienza lavando realmente bien todos los ingredientes de la receta. Por consiguiente, esta receta es ideal para personas que no tomen gluten en su dieta habitual. El sabor optimización bastante, si una vez hecho, dejas el gazpacho en reposo en la nevera varias horas antes de tomarlo.

El gazpacho de sandia es una versión muy saludable y de temporada de esta receta clásico. Sopa fría de verano, rica y refrescante, a partir de tomates y sandía. Sirve el gazpacho muy frío para que sea tan rico como refrescante. Además, puedes poner en una bandeja pequeña pedacitos de pimiento, tomate o sandía, recién sacados de la nevera, para que cada comensal los agregue al gazpacho si lo quiere. Introduce todos y cada uno de los ingredientes, ahora preparados, en un vaso de batidora y bate a potencia alta hasta que frutas y verduras se mezclen y también integren formando un puré homogéneo y cremoso . Lo batiremos todo hasta el momento en que logremos una textura traje y fina.

Pepino:

El gazpacho se puede servir en vaso, ya que comúnmente se tomaba bebiéndolo. Puedes servirlo en un vaso con un par de hielos y un buen chorrito de AOVE. Como todos gazpacho o sopa fría, este gazpacho suave de sandía es idóneo para formar parte de nuestras comidas y cenas de verano o de cualquier día de calor.

Aunque se puede llevar a cabo gazpacho de sandía sin tomate si este no te gusta o si tienes alergia, en esta receta lo vamos a poner, puesto que es la base del gazpacho original. Coge los tomates, retira cualquier resto de hojas o del tallo y escáldalos, esto es, ponlos en un cazo a hervir solo 2 o 3 minutos, para que de esta forma consigas pelarlos sin inconvenientes. Cuando se enfríen, quita la piel y la parte del centro, la más dura, y reserva. La buena noticia es que todos los ingredientes que se emplean en la receta son de lo mucho más saludables y aportan numerosos beneficios para el organismo.

Blog para aprender a cocinar en línea con recetas hogareñas, ricas y con mucho gusto. Ten bastante ojo en el momento en que hagas recetas con frutas en verano, fermentan muy rápido y hacen que se estropeen antes de tiempo. Una vez esté bien triturado añade el aceite. De oliva virgen plus y regresa a triturar otra vez a máxima potencia durante unos segundos para que termine de emulsionarse. Yo le he puesto una buena proporción de sandia pero puedes hacerlo con la fruta de temporada que mucho más te agrade. Con un 96,6% de agua en su composición, aporta más agua aporta que la sandía (95%) o la lechuga (93%).

Mientras bates, coloca en remojo, en un bol con agua fría, un par de rodajas de pan duro (del día previo). En el momento en que esté bien empapado, añádelo al vaso con el resto de elementos. El pan va a dar mucho más rigidez y cremosidad al gazpacho de sandía, pero este paso es opcional, en tanto que se espesa y se asemeja más a un salmorejo. Si escoges el gazpacho mucho más líquido, sencillamente sáltate este paso.

Cortamos el pan en trozos regulares y los ubicamos en un cuenco con agua fría hasta que se haya reblandecido, aproximadamente diez minutos. Escurrimos el pan del agua y lo introducimos en el vaso de la batidora junto con la sandía limpia de pepitas y troceada y el vinagre. Yo he elegido sandia pues estamos en plena temporada, pero puedes seleccionar la fruta que más disfrutas para preparar esta receta de gazpacho con sandia.