LAUREL

1,99 €
Impuestos incluidos
Formato
Cantidad

Si necesitas Laurel para dar sabor a tus platos, en Quiero fruta te ofrecemos las mejores variedades de esta planta aromática, cuyas hojas son un ingrediente básico de nuestras cocinas.

En Quiero fruta seleccionamos hojas de laurel frescas cada día, para que no pierdan su aroma coloca las hojas de laurel en un frasco 100% hermético y mantenlo alejado de la luz directa, si el laurel se conserva de la manera correcta, su aroma y su sabor puede mantenerse durante meses.

Las hojas de laurel son utilizadas en la cocina desde hace mucho tiempo. El laurel pertenece a la familia de las lauráceas y tiene su origen en Asia Menor y de allí se exportó a toda la región de Mediterráneo.

El laurel es un árbol de hoja perenne que crece habitualmente hasta los nueve metros de altura. Las hojas son gruesas y tienen forma elíptica, al madurar adquieren un color verde oscuro muy característico. Su aroma es muy agradable y permite aromatizar todo tipo de platos.

Variedades

El tipo de laurel más conocido es de la especie Laurus nobilis, esta variedad es la que se suele encontrar habitualmente como planta aromática, debido a que su hoja desprende un aroma muy intenso, además esta planta resiste procesos de cocción a muy alta temperatura sin perder sus propiedades.

Esta especia posee muchas propiedades, las más importantes son las vitaminas y minerales, que componen su apartado nutricional. El laurel posee componentes activos volátiles, tales como mirceno, a-pineno, chavicol acetato de geranilo beta-pineno, limoneno, linalool, de metilo, neral, eugenol, y chavicol.

Se sabe que estos compuestos mantienen propiedades digestivas antisépticas, y anti-oxidantes. Las hojas frescas son una muy buena fuente de vitamina C. Esta vitamina es un antioxidante poderoso que ayuda a eliminar los radicales libres del cuerpo, responsables del envejecimiento de las células.

La vitamina C también posee un estimulante inmunológico para la rápida cicatrización de heridas.

El laurel, al igual que otras plantas aromatizantes que utilizamos ne cocina, es una excelente fuente de vitaminas. Estos compuestos de vitamina B benefician en gran manera en la regulación del metabolismo del cuerpo, la síntesis de las enzimas, y la función del sistema nervioso.

Esta especia es además una fuente de minerales como el magnesio, cobre, manganeso, hierro, y zinc. Su contenido en potasio nos ayuda a controlar el buen funcionamiento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

El laurel generalmente florece en primavera y los frutos maduran durante el otoño. Para potenciar el crecimiento del laurel se suelen llevar a cabo podas en distintas épocas del año.

Comúnmente, las hojas de laurel se recogen y se secan lentamente bajo la sombra de la luz solar directa, con el fin de conservar sus aceites básicos volátiles. Un secado natural garantiza el mantenimiento de sus aromas.

En España el árbol del laurel no es habitual en estado salvaje, el laurel se cultiva en toda la península, aunque predomina en la cuenca mediterránea.