Huevos Rotos Con Gulas Y Gambas

Removemos a fin de que se caramelice y en el momento en que veamos que la miel se está pegando a la cebolla retiramos a un plato. Calentamos el aceite, echamos un pedazo de patata y en el momento en que salgan burbujas añadimos el resto. Este lugar usa Akismet para reducir el contenido publicitario.

Pelamos y cortamos las patatas en bastones y las freímos con abundante aceite a fuego medio a fin de que se doren y queden blanditas y las reservamos. El plato se puede elaborar con colas de langostinos o con unos buenos gambones, y no posee mucho más misterios que la decisión de elementos de calidad. Comencé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado tutoriales presenciales y clases en escuelas de hostelería.

Tartar De Langostinos O De Gambas Con Soja

¡Hola disfrutones! El día de hoy les traigo un clásico de las raciones, la Receta de Huevos estrellados con Gulas y Gambas. Recibe un email semanal con las novedosas recetas y sugerencias de rechupete.

En exactamente la misma sartén que hemos frito las patatas freímos los huevos, los freiremos en el momento en que el aceite esté ardiente para que nos queden con puntilla. Asimismo puedes preparar primero el salteado y sacar. En exactamente la misma sartén haces luego los huevos y en el momento en que estén próximo pones las gulas y langostinos por encima con algo de pimentón y sirves al momento.

huevos rotos con gulas y gambas

Reservamos. Para llevar a cabo las patatas, primero las pelamos y luego las cortamos en rodajas de medio centímetro para llevar a cabo patatas a lo pobre o prácticamente como para tortilla de patatas. Las freímos con el fuego medio a fin de que no se nos doren de manera rápida y queden blanditas por la parte interior.

Preparación De Las Patatas La Base De La Receta

Aprende de qué manera se procesan los datos de tus comentarios. Añadimos una migaja de cayena molida para ofrecerle el gusto picantón al plato, este paso es opcional. Echamos sal y pimienta. Para esta receta preparamos la cebolla sutilmente caramelizada con un poco de miel. Retiramos las patatas con una espumadera y las escurrimos bien. Salpimentamos y reservamos en una fuente.

Pelamos las patatas, las lavamos en agua fría y las cortamos en rodajas, como si fuesen patatas panaderas. Receta que gusta tanto a los niños como a los mayores y que en este caso acompañamos con unas gulas al ajillo. Descongelamos las gulas.Cortamos la patata finas largas y las freímos.Freír tres huevos. Lo primero que tienes que realizar es pelar y lavar bien las patatas para quitarles todo el almidón posible. Córtalas finitas finitas.

Y cocinar para mi familia y amigos todavía es mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, a fin de que gozes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete. Solo nos queda elaborar las gulas. Picamos los dientes de ajo en trozos pequeñísimos.

Ingredientes

Agregamos las gambas dejándolas unos cuantos minutos y añadimos las gulas dejando que se cocine todo durante otro par de minutos. Para montar el plato, servimos las gulas sobre los huevos en un plato o bandeja de servicio. Si deseas servir en la sartén, ajusta los huevos entre las gulas y los langostinos y sirve al momento. Si lo prefieres puedes romper los huevos troceando con cuchillo y tenedor sobre el salteado de gulas y langostinos. Mientras tus patatas ahora habrían de estar listas, retíralas en un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

También las podéis cortar en tiras, el resultado es afín si bien menos vistoso en el momento de enseñar el plato. Para aquellos que conozcáis las gulas, estas se elaboran a partir de surimi, una técnica de origen japonés consistente en obtener del pescado parte de su gusto a mar. Ahora, ¡Envía una fotografía del plato terminado! A OidoCocinaMagazine.com le encantará ver cómo quedó.

¿A quién no le agradan unos buenos huevos fritos con patatas? Ya que los huevos rotos o estrellados que os presento hoy tienen como base patatas gallegas y huevos fritos, una mezcla impecable y muy económica. Para freír los huevos, calentamos abundante aceite de oliva virgen extra en una sartén y freímos sin mover el huevo al menos a lo largo del primer minuto. Condimentamos al gusto y sacamos con una espumadera. Repetimos la operación con los otros tres huevos. Las gulas funcionan a la perfección con la mezcla de huevos fritos y patatas, puesto que complementan de forma deliciosa esta elaboración clásico.

En el momento en que lleven diez o doce minutos subimos el fuego y las doramos. Sacamos y reservamos. Mientras que, en una sartén mucho más pequeña, coloca algo de aceite.