Merluza En Salsa Verde Con Patatas Y Guisantes

El tiempo de coccion de la merluza también es dependiente del espesor de las rodajas, si son gordísimas es preferible ponerlas al unísono que las patatas y la salsa. Pica finamente la cebolleta y póchala en un cazo con un chorro de aceite. Añade los guisantes, un par de trozos de lechuga, agua y una migaja de sal. Cocina a lo largo de 15 minutos exactamente. Se agregan en el último minuto antes de servir puesto que en este momento están cocidas, lo justo para que se calienten. La Ingesta de Referencia es una guía sobre la cantidad total de calorías y de múltiples nutrientes que debemos ingerir cada día para mantener una dieta sana.

Como sugerencia de presentación, colócalas patatas en la base del plato con la merluza encima, repartir los guisantes y la salsa por arriba. Decora la merluza a la gallega con una rama de perejil. Ofrecemos la vuelta a los trozos de merluza con bastante cuidado a fin de que no se rompan, volvemos a tapar y a dejar que se hagan 2 minutos mucho más adjuntado con las patatas. A pesar de su gran valor nutritivo, a la merluza no siempre se le da la relevancia gastronómica que merece. Y eso que admite muchos géneros de preparaciones distintas desde las mucho más elaboradas a las más sencillas.

Recetas De Rechupete

Por último agrega un poco mucho más de perejil picado y emplata a tu manera. Recortar estas en rodajas de menos de 2 cm de grosor, o cascarlas al gusto. Receta de lomos de merluza en salsa de vino blanco con guisantes, patatas y cebolla.

Hoy vamos a realizar una receta con pescado de los de ponerle un piso, un guiso de merluza acompañada de guisantes, patatas y huevos con una salsa para chuparse los dedos. Echar perejil cuando estén casi listas y cocinar destapado unos minutos si hubiese demasiado caldo. Incorporar las rodajas de merluza, salpimentar, añadir otro puñado de perejil y cocinar tapado hasta el momento en que el pescado esté en su punto. Tenemos la posibilidad de ligar un tanto la salsa agregando un chorrito de aceite por encima y dándole meneos tal y como si hiciésemos un pilpil. Echar perejil en el momento en que estén prácticamente listas y cocinar destapado unos minutos si hubiera demasiado caldo. Incorporar las rodajas de merluza, salpimentar, añadir otro puñado de perejil y cocinar tapado hasta el momento en que el pescado esté en su punto.

Un plato delicioso y delicado, fácil de elaborar y muy económico. Este reconfortante plato de merluza en salsa verde pide un buen vino blanco, si nos gusta, y, sobre todo, pan para no desaprovechar la sabrosa salsa. Retira las hojas de lechuga del cazo de los guisantes y añádelos a la cazuela. Cocina la merluza con su guarnición durante 3 minutos.

Comentarios De Los Miembros:

Darles la vuelta y regar con el vino. En el momento en que se haya evaporado, contemplar con el caldo guardado, tapar y dejar cocer hasta el momento en que las patatas estén tiernas, unos minutos. La merluza con salsa verde está deliciosa servida con pan crocante, o aun con patatas fritas, para absorber todo el jugo sobrante. Este sabroso plato es una genuina celebración del marisco de temporada merced a la incorporación de almejas frescas.

merluza en salsa verde con patatas y guisantes

Tapamos la olla un par de minutos y servimos caliente. Incorporar el caldo de pescado y los guisantes. Dejar cociendo hasta el momento en que se hagan las patatas. Añade los guisantes, un par de trozos de lechuga, agua y una migaja de sal. Cocina durante 15 minutos aproximadamente.

Mientras tanto cocemos los huevos y los guisantes por separado. Pelamos los huevos y los cortamos en rodajas. Cualquier crítica edificante será bienvenida. Además de esto, si quieres que aclare o explique algo mejor alguna parte, por favor no dudes en preguntarme. Poner las rodajas de patata en una cazuela con la cebolla y el laurel.

Coca De Verduras, Una Cena Simple Y Muy Rápida Para Toda La Familia

Entonces, incorpora de a poco el caldo. Trirurar en una batidora ajos, perejil, pimienta blanca, sal i aceite de oliva. Aunque fácil, esta elaboración puede tener distintas variaciones según la zona o la casa donde se prepare. Lo ideal es tener producto de primera categoría y disponer de un buen caldo de pescado, pero yo he usado un hatajo que aprendí hace tiempo y va bien para este género de recetas. Buenas patatas, buen pescado, perejil fresco y un poco de mimo; no es necesario mucho más para tener un plato de remojar pan.

Comentarios Recientes

La primera vez que escuché el término salsa verde, en mi tierna niñez, me imaginé una especide de crema melosa de color verde refulgente, como un kétchup mutante. Unas ricas almejas en un espacio de comidas de Galicia me sacaron más tarde de mi fallo, y aprendí que es una simple pero sabrosísima forma de preparar muchas recetas. Alcanzan unos pocos minutos para que un pescado de categoría, como es la merluza, esté de gran lujo. En una olla con aceite caliente, dora el ajo picado y añade la harina.

Lo idóneo es elaborar estas patatas en salsa verde con caldo de pescado casero, que le contribuye considerablemente mucho más gusto que si la preparamos con agua. Podéis seguir nuestra receta de caldo, fácil, rápida y simple. Por último agrega un poco mucho más de perejil picado y emplata a tu manera. Como sugerencia de presentación, colócalas patatas en la base del plato con la merluza encima, repartir los guisantes y la salsa por arriba. Adorna la merluza a la gallega con una rama de perejil.