Pure De Calabacin Y Zanahoria Y Patata

La mayor parte de nuestras recetas son fáciles, aunque las clasificadas con contrariedad “media” o “difícil” son un poco más exigentes. Alimentación, nutrición y salud, hábitos de vida saludables, cupones, promociones y descuentos. Escurrimos la verdura y guardamos el caldo que iremos añadiendo según vamos batiendo para hallar la tesitura deseada. Rectificamos de sal y agregamos un poco de pimienta y para finalizar añadimos los 2 tranchetes y batimos todo realmente bien.

No me ha dado gusto el gusto que deja el ajo. Esta receta fué construída por un usuario del Recetario. Vorwerk Thermomix no acepta ninguna responsabilidad sobre los pasos de preparación, las proporciones ni el éxito de la receta.

Planifica Tus Menús Con Esta Selección De Recetas Veloces

Empezamos pelando las patatas con un pelador. Trocéalas en cubitos pequeños irregulares y reserva. Crear una cuenta gratis Regístrate en la prueba gratuita de 30 días y descubre todas y cada una de las recetas de Cookidoo® sin compromiso. Maravilloso; pero todavía mejor (mucho más vitaminas, más fibra, más color) sin mondar el calabacín).

Lavamos las zanahorias y cortamos ambos cabos. Pelamos con un pelador o rallamos la piel con un cuchillo bien afilado. Corta la zanahoria en rodajitas y reserva. Hoy preparemos una sopa de calabacín y zanahoria simple y de sabor despacio, ideal para que los más peques coman verdura sin pensarlo demasiado.

Crema De Calabacín Y Zanahoria

Se puede reemplazar el calabacín por otras verduras como, por poner un ejemplo, la zanahoria. Triturar el calabacín y la patata hasta hallar una textura muy fina y sin grumos. Los datos personales que nos proporcione van a ser tratados con el fin de gestionar la consulta mandada mediante el formulario de contacto puesto a su disposición. Sí, puedes congelar sin problema una crema de verdura con queso. ¿Andas preparando una crema de espárragos y deseas que te quede más fina?

Agregamos la patata, la zanahoria y el calabacín cubrimos con agua y añadimos la pastilla de avecrem. Dejamos cocer a fuego medio hasta el momento en que estén la verduras blandas y bien cocidas. Se puede añadir aproximadamente agua de cocción o leche dependiendo de la textura que se desee hallar, para ayudar a que el bebé se lo pueda tomar más fácilmente. La zanahoria tiene un sabor muy dulce de forma natural, que es perfecto para los peques, pero no para todos los mayores.

Elaborar el puré de patatas con el agua, la leche y una pizca de sal. Calentar el aceite y rehogar la zanahoria a fuego medio a lo largo de unos 5 min, removiendo de vez en cuando. Añadir el calabacín y cocinar durante otros 10 min, removiendo de vez en cuando. Para la cocción de las verduras, solo hace falta poner agua hasta cubrirlas. De esta forma conservarán mejor todos sus nutrientes.

Crema De Calabaza Y Zanahoria

Limpiar la verdura y cortarla pequeña, más que nada la zanahoria, que tarda más en hacerse. Para contrarrestar el dulzor de la crema de calabaza te aconsejamos la menta fresca o el cilantro, … No te lo recomendamos, en tanto que o las congelas y la crema podrá cambiar su textura y gusto o la tartel…

Si quieres corregir el punto de dulzor de la sopa de calabacín y zanahoria, puedes añadir un toque de jengibre rallado antes de ser útil y combinar bien. El toque picante del jengibre contrastará con el dulce y lo rebajará. Lavamos el calabacín y cortamos los dos cabos. Con un pelador, pela algunas tiras de piel, dejando una tira de calabacín con piel, seguida de otra sin piel, y así hasta llenar el calabacín. Así conseguimos mantener la mayor parte de la fibra, el sabor y el color del calabacín se queden en la crema sin llegar a hacerla indigesta por culpa de la piel. Corta el calabacín en cuartos, como harías con una manzana, y corta la una parte de las pepitas en el interior.

Retira las pepitas y corta el resto del calabacín en cubitos pequeños. Añadir una ramita de tomillo al rehogar la zanahoria y el calabacín. Al triturar se le puede añadir una curry o comino. Servir con un chorrito de aceite de oliva por arriba y una mezcla de semillas. Ponemos las verduras en un bowl y le añadimos la leche, un óptimo chorro de aceite de oliva Virgen Extra y media cucharadita de sal.

Para acompañar la crema, he frito unas rebanadas de pan duro cortadas a daditos y he gratinado algo de queso emmental. Pasamos la batidora, si veis que les queda muy espeso, podéis ponerle el caldo en el que se han cocido las verduras hasta que tenga la consistencia deseada. Cortaís todos los ingredientes (todos y cada uno de los que se pueden cortar, claro… chiste del día).