Rodaballo Al Horno Tiempo Por Kilo

Pasados diez minutos añadimos 1 cucharada de harina y rehogamos. Ponemos el vino blanco, algo de sal, las hebras de azafrán y perejil fresco. Cocinamos unos diez minutos a fuego lento. Una vez tengamos cocinada la salsa abrimos el horno y se lo agregamos a las patatas por arriba.

rodaballo al horno tiempo por kilo

Dani García usa hinojo, mezclando las hojas con sal y pimienta. Nosotros hemos prescindido del hinojo y condimentado únicamente con sal y pimienta negra molida. Y se pierde algo realmente bueno.

Aunque para este rodaballo de 2 kilos y un poquito mucho más… quedaría crudo. Se puede realizar en 15 minutos subiendo la temperatura. – En el horno, ¿a qué altura hay que poner la bandeja?. (yo la he puesto en el medio, pero no sé si habría que haberla puesto abajo). Pedimos al pescadero que retire las tripas del rodaballo.

Crema De Marisco, La Receta De Navidad Especial

Yo de pequeña al rodaballo le llamaba el pescado plano y aunque en casa siempre y en todo momento entraba todo tipo de bichos os voy a reconocer que con ciertos me pierdo. Escurrimos patatas y cebollas del aceite y las disponemos en una fuente, o bandeja de horno. Primero colocamos las patatas y encima la cebolla. Unta la placa de horno con algo de aceite. Limpia el rodaballo, sálalo y colócalo sobre la placa de horno y úntalo con otro poco de aceite.

Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi enorme pasión. En esta web quiero comunicar contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete. Esto va a estar de “toma pan y humedece”. Precalentamos el horno a 180° C, con calor abajo. Pelamos los ajos y picamos el perejil.

Preparación Del Rodaballo Al Horno

El rodaballo, asimismo popular con los nombres de Rémol, Rapante, Corujo y Escamudo, es un pescado blanco y de agua salada que carece de escamas. Su carne es muy apreciada por su especial sabor y textura estable y jugosa. No obstante, su elevado precio hace que solo lo consumamos en ocasiones especiales. Para gozarlo de la mejor manera lo vamos a elaborar al horno de una forma simple y sin solamente ingredientes que puedan enmascarar su sabor. Por ello he elegido esta simple receta de rodaballo al horno con patatas como guarnición para que les animéis a prepararlo.

La temperatura media para hornearlo está en torno a los 210º y a fin de que la piel del pescadono se reseque demasiado, se puede untar con algo de ceite, mantequilla o algún vino blanco. Efectuamos el majado echando en un mortero los dientes de ajo pelados y troceados, las hojas de perejil fresco y machacamos hasta conseguir una pasta. Sofreímos la cebolla en algo de aceite hasta que quede tierna y en otra sartén freímos las patatas en abundante aceite, lo justo para que se acaben de realizar durante el tiempo de horneado. De carne fina, lisa y jugosa, el rodaballo no necesita mucha elaboración a fin de que se transforme en un bocado exquisito.

Con Qué Acompañar El Rodaballo Al Horno Con Refrito De Karlos Arguiñano Al Estilo De Carnota

En guisos, asado a las brasas o cocinado en el horno, el rodaballo tiene muchas posibilidades, en tanto que es un ingrediente polivalente. El día de hoy deseo hablaros de un pescado que me encanta, el rodaballo. De ahí que, cuando es el más destacable momento para consumir rodaballo, hemos elegido siete buenas recetas a fin de que podáis disfrutarlo. Con horno ya ardiente a 190º, este rodaballo de 2,5 kilos, estuvo 35 minutos en el horno. Tened presente que en mi casa nos gusta el pescado en su punto y jugoso. Si os agrada mucho más hecho, añadid 5 minutos mucho más.

En Galicia está muy desarrollado el cultivo de rodaballo y si bien este llega muy fresco a los mercados, sí que existe diferencia en el gusto y el color de este pescado salvaje frente al cultivado. La mejor época para el rodaballo corresponde a los meses de calor. Si veis en el mercado que el valor del rodaballo varía mucho de una pescadería a otra, no penséis que es porque el pescado sea más o menos fresco. La diferencia de costos, en que es un pescado bastante caro, es porque unos son de cultivo (los mucho más económicos) y otros son salvajes (los mucho más caros). Si tu fuente está permitida para fuego -como la mía- vuelca algo de aceite, caliéntalo, vierte la cebolla cortada y sofríe hasta el momento en que esté transparente.

Abrimos el horno y agregamos el vaso de vino blanco de ribeiro, y dejamos que se prosiga cocinando a la misma temperatura a lo largo de otros 15 minutos mucho más. Mientras que se marcha cocinando el rodaballo preparamos la guarnición. Pelamos y laminamos los dientes de ajo y los colocamos en una sartén con abundante aceite de oliva virgen extra. Calentamos el aceite y añadimos las semillas de las guindillas. Removemos cuando el ajo comience a “bailar”.