Sopa De Quinoa Con Almejas

Y naturalmente, reconfortantes sopas como esta receta con sabor a mar que nos ofrece Karlos Arguiñano gracias a las almejas y a la base de caldo de pescado. Esta sopa de almejas y quinoa es ideal consumirla cuando sentimos que nuestro organismo necesita alimentos reconstituyentes. Su fácil preparación es una buena alternativa para esos días en que no deseamos llevar a cabo nada muy elaborado. La clave para impulsar el gusto de este plato es agregarle un caldo listo con las cabezas de las gambas; también puedes usar un caldo elaborado con cabezas y espinazos de pescado. Nos encontramos de vuelta con nuestras deliciosas y nutritivas recetas a partir de la maravillosa quinoa.

sopa de quinoa con almejas

Para escaldar el tomate, acerca una cazuela al fuego con abundante agua y cuando rompa a hervir, introduce los tomates con un corte en forma de cruz en la base. Sácalos a un bol con agua fría… y ya lograras pelarlos con sencillez. Prepara el caldo de pescado con 2 litros de agua agregando todos los ingredientes para el caldo, y déjalo hervir 1 hora a fuego prominente hasta el momento en que hierva y después a fuego medio. Siempre que acercamiento en el mercado buenas almejas, me gusta preparar una sopa de quinoa, más bien espesa y con mucha pimienta…un lujo de plato. Coloca las almejas en una sartén y vierte el vino blanco.

Usted está en su derecho a obtener confirmación sobre si en Hongos de Zamora S.L. Los datos proporcionados se preservarán mientras se mantenga relación comercial o a lo largo de los años necesarios para realizar las obligaciones legales. Cocina por 4 minutos si deseas los fideos al dente, o más tiempo si te agradan suaves. Pasado el tiempo agrega el pimentón dulce, revuelve regularmente durante 5 minutos y listo. Mi abuela me la preparaba de pequeña en el momento en que estornudaba para evitar que me resfriara y, la verdad, no sé si era la sopa, la pimienta, ó el temor a resfriarme, el caso es que funcionaba.

Política De Privacidad

Lava bien la quinoa y tuéstala en una sartén sin aceite removiéndola de vez en cuando. Sazona, cubre con el fumet de pescado y añade las algas. Karlos Arguiñano ha elaborado una receta de sopa de quinoa, una manera diferente de comer rico y sano. Pica la cebolla y las zanahorias y ponlas a pochar en una olla con un chorro de aceite. Limpia las alcachofas retirando las hojas exteriores, cortando la punta y raspando el tallo, pícalas y añádelas a la olla. Incorpora el tomate rallado y espolvorea con perejil picado.

En este momento, limpia realmente bien las gambas y reserva, repite el proceso de limpieza meticulosa con la sepia; córtala en trozos pequeños y reserva en otro tupper. Pasado este tiempo corregimos de sal y añadimos pimienta recién molida (cantidad al gusto, comienza por un espolvoreo y siempre y en todo momento puedes incorporarle mucho más) y el perejil, apartamos. Hacemos el caldo de pescado empleando las espinas y una cabeza de rape u otro pescado. En este punto puedes escoger entre procesar el sofrito para llevarlo a cabo mucho más sedoso, o dejarlo al natural; yo prefiero la primera opción.

Sopa De Quinoa Con Almejas Y Conejo Al Ajillo Con Tomatitos

Una increíble opción es combinar la quinoa con legumbres, verduras y pescado como en esta receta de sopa de quinoa con garbanzos, patatas, puerro y bacalao ahumado. Una vez hecho el caldo, limpiamos las impurezas y colamos, añadimos la quinoa y dejamos cocinar sobre 20 minutos. Si no puedes llevar a cabo un fumet de pescado casero casero (por falta de tiempo o de ingredientes…) pruebe el caldo de pescado marca DIA, listo a la manera tradicinal y con artículos de primera.

sopa de quinoa con almejas

Cuela el líquido que han soltado las almejas y viértelo a la sopa. Si autoriza el tratamiento de sus datos, para enviarle vía e-mail nuestro folleto informativo, acepte la política de privacidad. Entonces, retira las cabezas y la piel a las gambas y colócalas en una cazuela con 1 litro de agua para elaborar el caldo. Además, dan varias vitaminas del grupo B, ácidos grasos como el omega-3 y vitamina Y también. Incluso, los fideos de quinoa poseen menos carbohidratos que la mayor parte de las pastas y no contienen gluten.

Cocinandosetas: Sopa De Quinoa, Almejas Y Llanega Gris

Ahora, agrega un chorrillo de aove a la sartén y excita a fuego medio; añade los pedacitos de sepia, algo de sal y cocina hasta que ablanden. Realiza un sofrito, y para ello coloca un chorrillo de aove en una sartén y excita a fuego medio; agrega los ajos majaos y remueve para que el aceite adquiera un rico sabor. Deja reposar tu sopa de almejas con quinoa unos minutos antes de ser útil. Toma la sopa calentita y usa como primer plato. Seguramente a todos tus invitados les gusta mucho, si bien no hayan probado la quinoa. Lava también la quinoa con agua fría, fregando bien con la mano, para remover la saponina… una sustancia que le daría sabor amargo a tu plato.

Con que coloques la quinoa en un colador grande bajo el grifo y la muevas bien con la mano a lo largo de 2 minutos, será bastante. Después, déjala en el mismo colador, a fin de que escurra el agua. Parte en el medio el tomate y rállalo…. Desechando en el final la piel. Si lo prefieres, también puedes pelarlo, escaldándolo y después picarlo muy menudo.

Lava las almejas bajo el grifo con abundante agua fresca y reserva. Mete las almejas en un bol con abundante agua fresca y un poquito de sal, a fin de que suelten la posible arenilla que tengan. Déjalas en esa agua a lo largo de por lo menos 30 minutos.

Ante tantas virtudes, anota nuestra receta, prosigue cuidándote y a los tuyos. Pasado ese tiempo añade sal, pimienta negra recién molida y el perejil picado, y quita del fuego. En una cazuela con un hilillo de aceite, abrimos las almejas . Una vez abiertas agregamos el tomate rallado y lo doramos con ellas. Primeramente lavamos las almejas y la quinoa.

Las Últimas Recetas

En una olla grande añade el sofrito procesado o no, los pedacitos de sepia y las gambas; añade el caldo que has mantenido caliente. Asimismo los fideos de quinoa y las almejas, y añade más sal si lo crees preciso. En relación el caldo comience a hervir nuevamente, añadimos la quinoa lavada y escurrida, tapamos la cazuela y dejamos a fuego flojo diez minutos.