Tarta De Limón Con Yogur Y Leche Condensada

La capa superior le ofrecemos la vuelta y la colocamos del revés en el plato en que queramos enseñar la tarta. Espero que les haya gustado la receta y que les animéis a dejarla lista. Asimismo siento curiosidad de comprender como es vuestra receta estrella para el verano.

Ten presente que la leche y los iogur tienen que conformar una pasta cremosa y homogénea sin que sea excesivamente líquida para que no pierda consistencia. Cuando la tengas lista, tiene dentro poco a poco el zumo de los limones y continúa batiendo hasta el momento en que el zumo quede a la perfección integrado. Con ayuda del procesador de alimentos, trituramos las galletas hasta que queden como un polvo. Agregamos las dos cucharadas de Nesquik y movemos con una cuchara.

También Te Agradará

Enhorna durante minutos a 180ºC, en la parte media del horno y con calor arriba y abajo. Se comprueba si el bizcocho está en su punto ingresando un palillo, debe salir limpio. Sacamos el molde de la nevera y vertemos la mezcla sobre la base de galletas.

Montar la nata es un avance mucho más simple que la preparación del merengue, pero poder la textura especial también necesita un poco de paciencia y perseverancia. Para llevar a cabo la crema, ponemos primero los yogures, después la leche condensada y finalmente el jugo de limón. Añadimos en un bol los huevos, el youghourt, el azúcar, el aceite, el jugo y la ralladura de limón.

Si quieres hacer mousse de limón con iogur sin leche condensada, deberás cambiar este ingrediente por nata y azúcar. Más allá de que la mousse de limón con yogur y nata asimismo puede ser exquisita, es menos sana que esta alternativa. Para acabar el postre puedes ornamentar su área con ralladura de limón, acentuando de este modo su gusto cítrico. Es conveniente que realices esta decoración final cuando la mousse esté totalmente fría, es decir, justo antes de servirla. Prepara todo cuanto vayas a emplear y deja que los artículos vayan adquiriendo una temperatura ámbito.

En un bol ponemos el queso crema y lo ablandamos un poco con la espátula. Si el molde no es muy alto, tenemos la posibilidad de contemplar las paredes con papel de hornear para darle mucho más altura. Lo dejamos en el frigorífico al menos 4 horas a fin de que cuaje. En un envase bate los huevos y añade la leche condensada Milvalles y el youghourt de limón, prosigue batiendo hasta hallar una mezcla homogénea. La proporción de jugo es dependiente del gusto de cada uno de ellos igual que la leche condensada si gusta más dulce echar toda la lata o si agrada mucho más fuerte echarle media o menos.

Elaboración

Sobre ella, vierte la mousse con una cuchara o bien ayudándote de una manga pastelera. En el momento en que la tengas lista, tiene dentro de forma lenta el jugo de los limones y continúa batiendo hasta el momento en que el jugo quede de manera impecable integrado. Personalizar con ralladura de limón, o con rosetones de nata, rodajitas finas de limón y unas hojas de menta. Poner en el plato 7 galletas, repartir una parte de la crema, y así mismo formado 4 capas de galletas y acabando con una de crema. Para hacer la crema, ponemos primero los youghourts, después la leche condensada y por último el jugo de limón. Una vez montada la nata le agregamos los yogures, la leche condensada y el zumo de limón que habíamos reservado y se mezcla realmente bien con la miniprimer.

tarta de limón con yogur y leche condensada

Además, esta tarta de limón con leche condensada resulta muy fría y rápida, por lo que es una opción perfecto para el verano. Añadimos en un bol los huevos, el iogur, el azúcar, el aceite, el jugo y la ralladura de limón. Movemos todo durante un par de minutos con unas varillas hasta que quede bien mezclado. Si te gustan los postres plus dulces, puedes decantarse por emplear en tu preparación youghourts helenos azucarados en vez de iogur naturales. Si, en cambio escoges un postre algo más ligero, esta mousse de limón asimismo puede hacerse con iogur naturales con menos grasas.

Ración Por Edad Para Una Receta Dulcebatidos, Helados Y Postres

Una vez fría, la llevamos al frigorífico durante 4 horas antes de servir. Llevamos la tarta al horno durante minutos aproximadamente, hasta que al pinchar con un palillo, este salga limpio. Pasado el tiempo de horneado, dejamos la tarta en el horno con la puerta entre abierta, a fin de que se enfríe gradualmente. Aparte, montamos las claras de huevo a punto de nieve y después las agregamos a la mezcla previo, con movimientos envolventes. Cuando el bizcocho está listo, dejamos enfriar un poco y después cortamos. Según el volumen de nuestro bizcocho podemos cortarlo en dos capas o tres.

Terminaremos nuestro bizcocho con un glaseado fluido como cobertura. El glaseado es una especie de salsa blanca hecha con azúcar y clara de huevo, que para aligerarlo nosotros utilizaremos jugo de limón y agua, y que cristaliza cuando se seca. Con esta receta de tarta de limón y leche condensada te montas un postre de celebración en un momento, con un textura única y un gusto muy particular. Si deseas leer mucho más modelos parecidos a De qué forma realizar mousse de limón con leche condensada y yogur, te aconsejamos que ingreses en nuestra categoría de Recetas.

Mousse Casera De Limón Con Iogur

Añade la mantequilla a temperatura ambiente e tiene dentro de a poco la harina tamizada con la levadura y sigue mezclando para eludir que se formen grumos. ​Se tienen la posibilidad de reemplazar los youghourt natural por yogurts de limón. Le vamos agregando el resto de capas realizando la misma operación. Y después cubrimos toda la tarta hasta que quede lo mucho más homogénea posible. Continuamos agregando el sobre de levadura y la harina previamente tamizada con un colador.