Trucha A La Navarra Al Horno

Las truchas acostumbran a venderse ya evisceradas y abiertas, con el espacio perfecto para poner el jamón. La trucha con jamón es un plato emblemático de la cocina de españa, especialmente habitual en zonas como Navarra, donde este pescado de río es singularmente abundante. Lavar y secar bien las truchas, abrirlas, completar cada una de ellas con una loncha de jamón de 20 g y volver a cerrar. Cuando pasen los 30 minutos y comprobemos que las patatas están medio fabricadas, ponemos las truchas encima y las contamos en el horno otros 30 minutos. No tengas dudas en dejarme un comentario aquí más abajo para contarme qué te ha parecido la trucha a la navarra.

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y sugerencias de rechupete. Si es viable, rellenarlas con horas de antelación y resfrigerar a fin de que coja el gusto del jamón y se asalmonen, aunque éstaría mejor dicho.

Recetas Gratis

Colocar las patatas en una fuente apta para horno. Rellenarlas con el jamón y cerrarlas con un palillo. Primeramente, precalienta el horno a 200º. Mientras que se excita, da tiempo a realizar el resto de la receta.

trucha a la navarra al horno

Poner a calentar los ajos con 1 dedo de aceite en una sartén correcta para freír las truchas. La mía es de 28 cm de diámetro. Para preparar una trucha a la navarra requerimos lo primero una sartén ancha, donde quepa la trucha sin inconvenientes. Las truchas las compraremos dispuestas para completar, o sea, sin la espina central, pero con la cabeza. Hasta entonces, mondar los dientes de ajo.

Comentarios

Recientemente me he aficionado a ofrecerle un toque con un majado de ajo y perejil, le queda riquísimo. Mientras que se hornean las patatas, salpimentar levemente por dentro las truchas, añadir un chorrito de aceite de oliva, poner las lonchas de jamón y cerrar las truchas. En el blog poseemos otras recetas con truchas, con bastante éxito a propósito, como las truchas fritas rellenas de jamóny el milhojas de trucha con patatas y verduras.

trucha a la navarra al horno

Ponemos las truchas sobre las patatas. Rociamos el pescado con el aliño, y también introducimos en el horno, en la bandeja central. Pedidle al pescadero/a que os prepare las truchas para rellenar. Si vais hacerlo en casa, las vaciamos de tripas y fundamental lavarlas muy bien por fuera, para retirarles la capa viscosa que traen.

Trucha Al Horno Con Tomillo Y Limón

No ponemos sal porque lleva jamón. En el blog encontrarás más recetas de pescado al horno. Prueba cómo realizar besugo al horno sencillo, unas caballas al horno con patatas y pimientos o este rape al horno al limón que está de muerte. En vez de hornear, esta trucha rellena con jamón asimismo se puede realizar en la sartén. Para ello, una vez rellenas podemos enharinadas sutilmente y freírlas en la sartén por los dos lados con poco aceite. Estas truchas son un maravilloso plato para comer o cenar, que se puede acompañar, si quizás, de un poco de arroz blanco o una buena ensalada.

Recetas De Rechupete

Particularmente es un pescado que me gusta por lo simple de elaborar y lo sabroso que resulta. Pasada la media hora, colocar las truchas rellenas de jamón sobre las patatas. Añadir por arriba un chorrito de aceite. Para preparar estas truchas rellenas con jamón el único secreto es quitarle la espina central para completar. Normalmente, esto lo hacen en la pescadería, pero si deseas llevarlo a cabo en casa en la receta te cuento cómo. Una vez fritas, pone las truchas en una fuente de horno y echa por arriba el perejil y el diente de ajo bien picados y el vino blanco.

Para ello, lo primero es cortar poco a poco durante la espina central para abrir la trucha sin recortar el lomo. Se separa la espina central de la cabeza y de a poco se quita. Se examinan la trucha pasando los dedos por la carne para detectar y quitar las espinas que queden. Asimismo puedes limpiar previamente las truchas, cocinando únicamente sus lomos.

Recetas De Pescado

Para beber, no podemos mucho más que sugerir un óptimo vino rosado de Navarra, aunque también le va bien al plato un tinto joven o un blanco con cuerpo, como un godello. El resto es tan fácil como meterles unas lonchas de jamón entre pecho y espalda , rebozarlas con harina y pasarlas de manera directa a la sartén con aceite ardiente. Unos minutos por cada lado y listo. A continuación, sazónalas por los dos lados. Pásalas por harina y fríelas con los dientes de ajo en una sartén con abundante aceite. Comencé Recetasderechupete.com en 2009.