APIO

1,49 €
Impuestos incluidos
Formato
Cantidad

El apio es una verdura con un sabor muy característico, aunque su principal característica es que apenas aporta calorías a nuestra dieta, por eso es un alimento recomendable para personas que siguen dietas de adelgazamiento.

El apio tiene un sabor peculiar, intenso y aromático. Es un vegetal de la familia de las umbelíferas o apiáceas, grupo al que pertenecen también el comino, el perejil, el hinojo y la zanahoria, entre otros vegetales.

El apio es un tallo grueso y alargado, de color blanco en la raíz y verde en el resto del tallo. El apio se compone de pencas en forma cilíndrica, recorridas por un surco que hace que el apio sea hueco, del tallo brotan numerosas hojas con apariencia similar al perejil.

El apio se ha usado como aderezo para ensaladas, sopas y otras recetas gastronómicas.

Además de su sabor, el apio es un alimento muy recomendable debido a su alto valor nutricional, ya que aporta una gran cantidad de fibra y minerales.

Variedades

El apio es una hortaliza de invierno que puede encontrarse en el mercado en dos variedades: la blanca, de sabor más suave, y la verde, de sabor más fresco e intenso.

En el mundo se cultivan decenas de variedades de apio, pero las más consumidas son sus variedades blancas y verdes.

Debido a su alto valor en apigenina, el apio previene la hipertensión arterial y otras enfermedades cardiovasculares. Los nutricionistas recomiendan sustituir la sal común por sal de apio en la dieta de las personas hipertensas.

Ya que posee una alta concentración de fibra y agua, permite que el estómago se sacie, siendo una verdura ideal para las dietas que tengan como objetivo la pérdida de peso, mejorando drásticamente nuestra alimentación.

Otra de las ventajas del apio respecto a otras hortalizas es que se puede consumir crudo, y por tanto mantenemos todas sus propiedades intactas evitando que se pierdan durante el cocinado.

El apio es un excelente aliado para regular la menstruación y alivia los síntomas de la menopausia gracias a que contiene vitamina C y ácido fólico. Además, ayuda a limpiar las impurezas de los pulmones.

El apio contiene vitaminas del grupo B y vitamina K, y en su composición hay una elevada presencia de potasio y magnesio, y en menores proporciones contiene calcio, sodio y hierro.

Aunque el apio puede encontrarse en el mercado durante todo el año, predominan dos épocas de siembra, invierno y primavera, durante estos meses el apio está de temporada.

En España se producen poco más de 82.000 toneladas de apio al año, su cultivo es predominante en la Región de Murcia, Cataluña y la Comunidad Valenciana.