BERENJENA

2,99 €
Impuestos incluidos
Formato
Cantidad

La berenjena es una planta de fruto comestible, con propiedades que convierten a esta hortaliza en un alimento muy saludable. La berenjena permite combatir el envejecimiento celular, las infecciones y además es una fuente natural de vitaminas, además se puede cocinar de muchas maneras diferentes para añadirla a nuestra dieta.

Es importante destacar que la berenjena nunca debe consumirse cruda, debido a que contiene solanina, una sustancia que puede ser muy tóxica y que desaparece una vez cocinada.

La berenjena es un fruto de forma alargada en la mayoría de sus variedades, sin embargo, en la actualidad existen variedades que ofrecen otras formas. Puede pesar entre 150 a 250 gramos y su piel es muy lisa y brillante. Su color depende de la variedad y puede ser púrpura (la más habitual), blanca, negra, amarilla e incluso roja.

Variedades

Existen diferentes variedades de berenjena que se dividen de acuerdo a su forma y su color. Las variedades más conocidas son: Mirabelle, Helena, Talina, Mileda y Viserba.

El cultivo en invernaderos ha dado lugar a otras variedades más resistentes al frío, y que en la actualidad se consumen tanto como las variedades tradicionales.

Propiedades y beneficios de Berenjena

El consumo de berenjena contribuye a las dietas orientadas a la pérdida de peso. La berenjena es un alimento adecuado para realizar dietas de adelgazamiento debido a su escasa cantidad de calorías, la razón es que la berenjena se compone en su mayoría de agua.

También ayuda a frenar las ganas de comer, generando un efecto saciante inmediato. Por otra parte, la berenjena ayuda también a combatir el exceso de grasa localizada en la zona del abdomen.

Gracias al gran contenido de fibra, potasio y vitaminas B y C, la berenjena puede ayudar a proteger la salud del corazón. Además, contiene una gran cantidad de flavonoides, lo que minimiza las posibilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares.

La berenjena ayuda a controlar el colesterol, debido a que contiene un ácido muy peculiar, conocido como ácido clorogénico, que actúa como un antioxidante capaz de disminuir el exceso de lípidos en las arterias.

Su contenido en agua es bastante considerable (92%), por eso su contenido en grasas es muy reducido, se estima que por cada 100 gramos, contiene 21 calorías.

La berenjena aporta vitaminas A, B1, B2, C y ácido fólico, reforzando las funciones del sistema inmunológico y la resistencia ante enfermedades.

Proporciona una gran variedad de minerales como el potasio, calcio y hierro, lo cual previene el deterioro de los huesos y enfermedades en el corazón.

La temporada de berenjena puede variar, pero lo común es que comprenda los meses de otoño e invierno, desde octubre hasta marzo. No obstante, en ocasiones se extiende desde septiembre hasta mayo, aunque suele depender de la zona y el clima.

En la actualidad podemos disfrutar de berenjenas durante todo el año, debido a que su cultivo se puede llevar a cabo en invernaderos.

El cultivo de berenjena en España está muy extendido, aunque predomina en la mitad este de Andalucía, Valencia y zonas hortícolas de Tarragona. Estos cultivos están en zonas con inviernos suaves, dado que este es el clima más adecuado para el crecimiento de esta hortaliza.