CEBOLLA FRANCESA

1,99 €
Impuestos incluidos
Formato
Cantidad

La cebolla francesa es uno de los alimentos más versátiles de nuestra gastronomía, por eso está presente en muchas de nuestras recetas. Su sabor suave y sus propiedades nutricionales convierten a la cebolla francesa en una de las hortalizas más utilizadas en nuestras cocinas.

La cebolla francesa es más pequeña y alargada que la cebolla blanca tradicional, además posee tonos violáceos en su interior. En cocina son muy aromáticas, dulces y suaves.

La cebolla francesa se distingue de la cebolla blanca tanto por su forma y tamaño como por su sabor, menos intenso pero a la vez adecuado para todo tipo de recetas.

Variedades

Existen todo tipo de variedades de cebolla, la variedad francesa es una de las más consumidas debido a su versatilidad.

La variedad de cebolla francesa se puede consumir incluso en crudo, de hecho la cocción y otros métodos de cocinado pueden reducir sus propiedades nutricionales, por eso la cebolla francesa está presente en nuestros platos sin pasar por procesos de cocción.

En cuanto a las propiedades de la cebolla francesa, se trata de un alimento perfecto para fortalecer nuestras defensas, la quercetina de la cebolla francesa refuerza nuestro sistema inmunológico de manera natural, simplemente consumiendo esta cebolla de manera regular.

También cabe destacar su alto contenido en vitamina C, uno de los compuestos esenciales para el desarrollo de nuestro organismo.

El aumento de las defensas es el principal valor nutricional de la cebolla francesa, su poder antioxidante y la prevención de daños en el ADN es parte de los beneficios que obtenemos mediante su consumo.

Todas las verduras y frutas tienen porcentaje de agua, la cebolla francesa no es una excepción. También es importante resaltar su bajo contenido en calorías, unas 40 kcal. por cada cien gramos de cebolla.

Entre sus propiedades más importantes, la cebolla nos aporta un 25 % de la cantidad de vitamina C que necesita nuestro cuerpo diariamente y un 20 % de vitamina K.

La primavera es la temporada más adecuada para la cebolla francesa, como sucede con otras variedades de cebolla. Al igual que otras hortalizas semejantes, la cebolla francesa está disponible durante todo el año.

Valencia y Castilla la Mancha son las áreas que dominan el cultivo de cebolla francesa en España. Esta variedad también está presente en otras zonas de nuestro país, debido a que la temperatura durante los meses de primavera y verano favorece el desarrollo y crecimiento de esta variedad.

En Quiero fruta te ofrecemos la mayor selección de cebollas y verduras de temporada siempre que lo necesites, para que puedas seguir una dieta sana y equilibrada.