AJO NEGRO

5,99 €
Impuestos incluidos
Formato
Cantidad

El sabor peculiar del ajo negro hace que cualquier plato sea especial, la sensación dulce se mezcla con notas saladas, una experiencia que solo el ajo negro ofrece. En Quiero fruta te ofrecemos ajo negro durante todo el año, para que puedas aportar un toque diferente a todas tus recetas.

El ajo negro posee un sabor dulce, un poco ácido y umami (sabroso), con un ligero toque a vinagre balsámico. El ajo negro es muy popular en España y ha llegado a ser un ingrediente común en la alta cocina.

El origen del ajo negro es muy curioso, esta variedad nació cuando un científico japonés investigaba la manera de hacer más digestivo el ajo, exponiéndolo a humo de madera. A través de este proceso, dedujo que en un mes, además de perder casi todo su olor, también aumentarían sus propiedades nutricionales.

Variedades

El ajo negro está cada vez más presente en nuestras cocinas, por eso en la actualidad se han desarrollado difernetes variedades con todo tipo de características. Las más consumidas en todo el mundo son las siguientes.

  • German Red: Suelen contener dientes grandes, de 8 a 15 por cabeza, siendo común que formen dos cabezas.
  • Asian Tempest: Suelen contener de 4 a 8 dientes por cabeza.
  • Merrifield Rocambole: Son los más grandes entre todas las variedades del ajo y tienden a formar dos cabezas.
  • Spanish Roja Rocamboie: Son cabezas de tamaño mediano, su cáscara es fácil de pelar.

El ajo negro es muy rico en compuestos fenólicos que actúan como antioxidantes como la S-alilcisteína o la S-alil-mercaptocisteína. Además, aporta vitamina C y flavonoides, sustancias de alto valor antioxidante. Todos estos compuestos actúan además como protectores del sistema inmunitario.

Al igual que el ajo común, resulta ser un excelente antibiótico natural, muy útil para prevenir y combatir resfriados y otras infecciones. Mejora la función hepática, debido a que elimina los restos de lípidos y el colesterol dañino.

Recomendado para mantener los niveles de presión sanguínea, el ajo negro evita los dolores de cabeza provocados por un insuficiente riego sanguíneo. El ajo negro también es de gran ayuda contra la artritis y dolores musculares.

Tras sufrir un proceso de fermentación natural, el ajo común se transforma en ajo negro, se trata de un alimento natural aún más nutritivo, saludable y beneficioso para el cuerpo humano.

Su proceso se basa en un proceso de envejecimiento durante un mes, generando una fermentación natural a temperaturas altas, en este tiempo el ajo desarrolla su color oscuro, con una textura más suave y un sabor peculiar.

Las cosechas actuales permiten disponer de ajo negro durante todo el año, por eso no existen ajos de temporada.

El ajo se cultiva en todo el territorio español, y diferentes variedades de ajo negro se producen en nuestro país durante todo el año. Las zonas en las que se cultiva más ajo son las zonas de interior de secano, especialmente en Castilla y en la Región de Murcia y Comunidad Valenciana.