CHALOTA

1,99 €
Impuestos incluidos
Formato
Cantidad

La cebolla chalota es una variedad de cebolla muy particular. Su tamaño es menor que el de la cebolla blanca tradicional, además dispone de una forma alargada y su color tiende a ser morado. Su sabor es también diferente, ya que tiene una intensidad y un dulzor que ninguna otra variedad de cebolla puede ofrecer.

La cebolla chalota combina con todo tipo de platos, desde guisos hasta arroces y caldos. Si estás buscando un acompañamiento diferente y saludable para tus recetas, las chalotas no pueden faltar en tu cocina.

Tienen un sabor muy intenso, como sucede con las cebollas, pero más dulce. Su forma es alargada y la piel suele ser de color gris cobre o rojizo. Su interior ofrece colores morados y está formado por capas.

Las características que diferencian las cebollas chalotas de otras variedades de cebolla son su sabor y su aroma. La chalota es una de las cebollas más intensas, pero a la vez su sabor es muy agradable. La chalota aporta un aroma exótico a tus platos, potenciando además el sabor de otros ingredientes.

Variedades

El tipo más común de chalota en Europa es la conocida variedad de piel roja, pero existen otros tipos.

  • Chalota italiana: Este tipo de chalota suele tener la piel de un rojo muy intenso. También posee bulbos y su sabor es muy suave.
  • Chalota galesa: Es un tipo de chalota que tiende a ofrecer colores verdes. Su sabor es más parecido al de la cebolla blanca común.
  • Chalota gris: Este tipo de chalota tiene un sabor mucho más intenso. Su nombre proviene del color que ofrecen los bulbos durante el crecimiento.

Las chalotas poseen más antioxidantes fenólicos y flavonoides que otros miembros de su familia, por eso es uno de los mejores alimentos para disminuir el daño de los radicales libres, fortificar el sistema inmunológico y prevenir distintas enfermedades crónicas.

Es un alimento muy rico en compuestos polifenólicos y flavonoides, inclusive en mayor proporción que la cebolla o el ajo. También posee fibra dietética, e increíbles vitaminas como la vitamina C, A, y vitamina B6 y el ácido fólico, y minerales importantes como el manganeso, el potasio, el fósforo y el calcio.

Puede conseguirse todo el año, pero su temporada natural comprende los meses de abril a julio. En cualquier caso, la chalota es una hortaliza disponible durante cualquier época del año.

Los principales cultivos de chalota de nuestro país se encuentran en zonas hortícolas como Murcia, Comunidad Valenciana y la zona sur de Castilla la Mancha.

En Quiero fruta te ofrecemos una amplia variedad de cebollas para cocinar, se trata de un ingrediente imprescindible en nuestra gastronomía, además, variedades de cebolla como la chalota te permiten añadir un sabor diferente a tus platos.