ESPINACA

1,99 €
Impuestos incluidos
Formato
Cantidad

La espinaca es uno de los alimentos con mayor concentración de minerales, además aporta vitaminas y fibra, con tasas de concentración de grasa menores que las que ofrecen otros alimentos similares.

Tiene un gran contenido en fitonutrientes, de manera especial el beta-caroteno y la luteína, estos aportes son antioxidantes, capaces de evitar el daño celular. En Quiero fruta te ofrecemos la mejor selección de espinacas de huerto durante todo el año, para que puedas disfrutar de esta hortaliza siempre que quieras.

La espinaca tiene hojas de color verde, esta es su principal característica. Tanto la forma como el color de las hojas de la espinaca es lo que hace que este alimento sea reconocible.

Se piensa que la espinaca tiene origen en la antigua Persia. En la actualidad se consume en todo el mundo, debido tanto a sus valores nutricionales, como a su versatilidad a la hora de añadir esta hortaliza a cualquier tipo de receta.

Variedades

Existen diferentes variedades de espinaca en el mundo, sin embargo, las tres siguientes son las variedades más consumidas.

  • Espinaca de hoja rizada o Savoy: Es la variedad más consumida, muy apreciada debido a su textura firme. Las hojas son onduladas, crujientes y de un color verde oscuro. Las variedades de este fruto son muy ricas en vitaminas y minerales.
  • Espinaca lisa: Al igual que la anterior variedad, también se consume cocida. Generalmente se venden sin tallos y ofrecen hojas muy tiernas, que combinan con cualquier plato.
  • Espinaca Baby: Esta variedad destaca porque las hojas son de un tamaño mucho menor, aunque ofrecen una textura más tierna una vez cocidas.

En Quiero fruta seleccionamos las mejores espinacas de huerta durante todas las épocas del año, además te las llevamos a casa para que las recibas siempre que las necesites.

La espinaca se compone en su mayoría de agua, por eso apenas contiene grasa. La cantidad de hidratos de carbono que acumula es realmente baja, pero es uno de los vegetales que tiene más proteínas. La espinaca posee altos porcentajes de fibra, especialmente sus tallos, por eso su consumo es muy recomendable.

Es una fuente natural de minerales y vitaminas. Entre los aportes nutricionales de la espinaca, cabe destacar el calcio, magnesio, fósforo, hierro, potasio y manganeso.

Las vitaminas que posee son las siguientes: vitamina A, C, E, y K, como así también vitaminas B ( B6, B2, B1) y ácido fólico (vitamina B9).

Un estudio ha revelado que hay ciertos péptidos (aminoácidos) presentes en la espinaca, los cuales inhiben la enzima convertidora de Angiotensina I, capaz de regular la presión arterial.

Aparte su alto contenido en potasio y la poca cantidad de sodio que posee, el consumo de espinacas también ayuda a la eliminación de líquidos de nuestro cuerpo, favoreciendo a personas que padecen hipertensión.

La espinaca es propia de los meses de otoño y primavera, aunque en la actualidad, se puede consumir durante todo el año, manteniendo sus propiedades.

La espinaca es un cultivo propio de climas templados, por lo tanto es una hortaliza perfecta para su cultivo en nuestro país. El valle del Ebro genera hasta el 40 % de la espinaca que generan nuestros campos, aunque también se produce un porcentaje muy elevado en Castilla la Mancha.